Cabo de Gata, que me llevo: el color de su mar y la vida que alberga. Sus playas y su arena. Los pueblos, su gente y su manera de vivir, lo salvaje, lo humilde. La solitud de su desierto y la compañía de su viento. Sus cielos de día y de noche, la infinidad de estrellas. Solo tengo un reproche, el plástico, hay mucho, demasiado, pero entiendo que de algo tienen que vivir. Me quedan cosas por ver, muchas y muy bonitas, lo hago expresamente!!! Así tengo la certeza de que volveré algún día…

Cabo de Gata, que me llevo: el color de su mar y la vida que alberga. Sus playas y su arena. Los pueblos, su gente y su manera de vivir, lo salvaje, lo humilde. La solitud de su desierto y la compañía de su viento. Sus cielos de día y de noche, la infinidad de estrellas. Solo tengo un reproche, el plástico, hay mucho, demasiado, pero entiendo que de algo tienen que vivir. Me quedan cosas por ver, muchas y muy bonitas, lo hago expresamente!!! Así tengo la certeza de que volveré algún día...
Cabo de Gata, que me llevo: el color de su mar y la vida que alberga. Sus playas y su arena. Los pueblos, su gente y su manera de vivir, lo salvaje, lo humilde. La solitud de su desierto y la compañía de su viento. Sus cielos de día y de noche, la infinidad de estrellas. Solo tengo un reproche, el plástico, hay mucho, demasiado, pero entiendo que de algo tienen que vivir. Me quedan cosas por ver, muchas y muy bonitas, lo hago expresamente!!! Así tengo la certeza de que volveré algún día…